Archive

Category Archives for "Eventos religiosos"

Solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista. 24 de junio.

NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA. 24 DE JUNIO

Is 49, 1-6; Sal 138, 1-3. 13-14. 15 R. Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente; Hch 13, 22-26; Lc 1, 57-66. 80

Hoy, sábado, 24 de junio de 2017,  la liturgia da lugar a una fiesta, a una gran fiesta: el Nacimiento de Juan Bautista, ¡aquel quien Dios eligió para preparar la venida de su hijo al mundo! La Iglesia sólo celebra tres natividades: la de Nuestro Señor Jesucristo, la de la Santísima Virgen María (8 de septiembre) y la de un único santo: san de Juan Bautista. Conmemoramos la fiesta de los santos el día de su muerte porque es el día de su nacimiento para la vida eterna, la auténtica vida.

Lucas narra sin relieve alguno el nacimiento del Bautista. Todo lo contrario cuando narra el nacimiento de Jesús que está lleno de detalles. La imposición del nombre en el relato de Jesús pasa desapercibido (Lc 2, 21). Aquí, en cambio, la escena está llena de acción, hay una cierta tensión entre Isabel con sus parientes:

“¡No! Se va a llamar Juan” Pero mujer, ¡Ninguno de tus parientes se llama así!, ¡Qué se llame Zacarías, como su padre! El Padre escribió en una tablilla: “Juan es su nombre”, y “al momento”, es decir, milagrosamente recupera el habla; los familiares se maravillan por la elección del nombre,

Natividad de San Juan Bautista

después los vecinos se quedan sobrecogidos, temerosos al escuchar hablar a Zacarías, como pasa en todos los pueblos, se fue pasando la voz por toda la montaña de Judea, la gente discute sobre estos sucesos tan sorprendentes y todos se quedaban reflexionando: “¿qué será de este niñito?” –dice el griego, en diminutivo-, ¿cuál será el plan de Dios sobre este niño?

San Lucas insiste repetidamente en su nombre. ¿Qué nos quiere decir ese empeño del evangelista por el nombre de la criatura? La cuestión del nombre es el emblema, el centro del relato. Rompiendo con la tradición judía de dar el nombre de sus antepasados, llevará un nombre nuevo. En la Biblia, con frecuencia, el nombre de una persona expresa su ser, su misión, su vocación, el programa de vida que le aguarda. Juan significa -en hebreo- “Dios concede su favor, nos es favorable, está a nuestro lado”, “Dios tiene misericordia, es clemente”; es decir, Dios muestra y comunica su amor:

a) Su favor, su amor, para Zacarías e Isabel que querían tener un hijo y no llegaba.

Los padres condensan en ese nombre la experiencia que ellos mismos han tenido. Parece que les estuvieran diciendo a sus vecinos, parientes: “este niño es el signo, la garantía de que Dios actúa, de que Dios acompaña nuestro caminar, no estamos solos para llevar adelante nuestro matrimonio”. Con este niño hemos experimentado el consuelo, la gracia de Dios en nuestra esterilidad y en nuestra ancianidad.

b) Su favor, su amor para con su pueblo, ya que aquel niño será el anunciador, el preparador de la gran revelación del amor de Dios que se realizará en Jesús, en el Hijo de Dios hecho hombre. El pueblo de Israel vivía un tiempo de oscuridad. Las obras salvadoras de Dios que escuchaban en el Templo pertenecían al pasado, como si el poder de Dios estuviera bloqueado. Juan es el anuncio de un sol que nace de lo alto en tiempos de claroscuro. De ahora en adelante, el pecado no agobiará más al mundo, sino que la gracia de Dios conquistará, poco a poco, el corazón de los hombres hasta llevarlos a la alabanza y al servicio de Dios.

La celebración del nacimiento de Juan es para nosotros ocasión de recordar y celebrar que “Dios concede su favor”, que Dios muestra y comunica su amor hacia nosotros. El Dios creador, el Dios salvador, es siempre el Dios que comunica amor. Hoy, en este día de fiesta, podríamos pedir que siempre querramos abrir más nuestro corazón -toda nuestra vida- al favor de Dios, al amor de Dios, que se manifiesta en tantas cosas -por ejemplo, en la belleza del mundo que El creó-, pero sobre todo se manifestó en Jesús. En Jesús, el Señor resucitado, que está y estará presente, actuante, vivo, en esta Eucaristía para que nosotros hagamos un paso más en nuestro vivir en comunión con El. En su Providencia Dios actúa siempre con nosotros manifestándonos su amor.

  • 24 Junio, 2017

Don Ignacio y la llamada

A lo largo de esta semana, nuestro compañero y profesor D. Ignacio, ha impartido unas sesiones a nuestros alumnos del colegio acerca de la llamada de Dios.
En esta sesiones, se ha podido mostrar a los niños, cómo Dios nos puede llamar en determinados momentos a estar más cerca de él.
De una manera amena y desenfadada D. Ignacio fue explicando, apoyándose en citas de santos de la Iglesia, las diferentes vocaciones a las que cada uno puede estar llamado. No solo las vocaciones religiosas, si no también la vocación al matrimonio. Según el Papa Francisco ” la vocación… Es realmente un tesoro que Dios pone en el corazón de cada hombre, elegido por Él y llamado a seguirlo”.
Tras las sesiones, los alumnos, han podido tener un momento de auto reflexión, no para pensar si sienten la llamada o no, sino para pensar en cómo quieren dirigir su vida y qué tienen que hacer para mejorar como personas, poniendo en cada momento de su vida la misma caridad con que Jesucristo trató a los que le rodeaban.
Tras el título ” Dios espera algo de tí, te espera a ti”, todo el colegio se ha llenado del “bonus odor Christi”

Esperamos que estas charlas hayan llegado a lo hondo del corazón de nuestros alumnos.

  • 3 Febrero, 2017

Exposición: “La locura de Dios”

No estamos en la vida fruto del azar. No somos abandonados a cualquier suerte, no estamos solos en la aventura de la vida. Somos vocación. Hay sentido para vivir. Hay alguien que ha pensado en cada uno de nosotros desde un amor primero, providente, incondicional, gratuito, eterno. Y nos llama y acompaña en el camino de plenitud. Es la locura de un amor que nos invita a responder. En la respuesta está nuestra alegría. Alguien nos llama.

¿Para qué he sido creado?

Toda la vida es vocación. La vocación es la clave más profunda de mi identidad. Es mi razón de existir. No hay ninguna existencia dejada al azar, olvidada o sometida a un destino ciego.
Las palabras del salmo 138 cantan llenas de alegría, admiradas por el Amor gratuito de Dios que, sin tener por qué, nos creó y nos escogió, llenando así de sentido todo nuestro existir.

Todo tiene un sentido. El hecho de haber sido creados, también. La exposición se abre, en este primer panel, con la llamada de Dios, que está en el comienzo de nuestra existencia, y acompaña toda la vida, como una propuesta de plenitud. Las palabras de Jeremías presentan a Dios como el que desde el principio nos conoce, forma y consagra. Todo parte de aquí.

Traídos a la vida por Dios, estamos hechos para Él, y su corazón es nuestro hogar. El que nos hizo; ¿no sabrá hacernos felices?

Vivir con mayúscula: amar, encontrar la alegría y la comunión, ser de verdad útiles… ¿No es por eso que nos gustan las películas e historias de vidas grandes? La frase de la Santa Teresa de Calcuta nos habla de este horizonte de Amor: “Hemos sido creados para grandes cosas, para amar y ser amados”

El niño recién nacido quiere ilustrar la belleza de la vida que nace, valiosa y santa, llamada por Dios al mundo, y llena por ello de sentido.

La parálisis

La llamada que Dios me hace a la plenitud encuentra obstáculos en diversas parálisis, dos de las cuales denunciaba el Papa Francisco en la vigilia de la JMJ de Cracovia 2016: la que provoca el miedo (o la falta de confianza), y la que provoca confundir la felicidad con el bienestar. El miedo, mal consejero, conspira contra la esperanza. Frente a él, afirma San Juan (1 Jn 4,18): “En el amor no hay temor, el perfecto amor echa fuera el temor”.

La segunda parálisis es sutil: fácilmente se confunde felicidad con bienestar. Podríamos desenmascarar el engaño aludiendo a ejemplos de vidas cristianas felices a la vez que incómodas, donde la cruz no impide la alegría. Una vida hermosa y feliz tendrá luchas. ¡Nadie escribe historias ni hace películas de gente que vive existencias cómodas y sin problemas!

¿Para qué es mi vida?

Este panel pretende hacer notar que cada uno es demasiado importante como para gastar la vida en cosas sin valor, o para vivir por inercia o por miedo. Somos inmensamente valiosos, y sólo vamos a vivir una vez esta vida. En el fondo, ¿no nos gustaría Vivir con mayúscula? Amar, encontrar alegría, comunión, ser útiles de verdad… ¿No es por eso por lo que vemos películas con las que soñar?

Dios es el que más nos quiere, y está más interesado en nuestro bien que nosotros mismos. Estamos hechos para Él, y con Él estamos verdaderamente en casa. Si Él me hizo, ¿no sabrá hacerme feliz?

La frase de Madre Teresa es muy sintética, la del Papa está llena de confianza en los jóvenes. La que el mundo no les da, repitiéndoles que ‘no se puede hacer nada’, que les espera un futuro peor, que el amor, al final, siempre fracasa…

Y, ¿dónde encontrar las fuerzas?

Este panel nos servirá para hablar de la Gracia. ¿Cómo proponer horizontes grandes, cuando a menudo nos sentimos incapaces incluso en nuestra sencilla vida cotidiana?

Pero el Señor, con su Gracia, ayuda nuestra pobreza. Amigo de los débiles, hace llano el camino escarpado, y nos conduce a fuentes tranquilas. Es nuestro Buen Pastor. La vida cristiana no es heroísmo, es docilidad a Jesús. Confianza en Él, sabiendo que nos cuida y no va a abandonarnos.

 

Personas que inspiren

Hablemos de la Iglesia. En ella, pese a los pecados de sus hijos, Cristo nos tiende la mano; en ella escuchamos su Voz, algunas veces distorsionada, pero a veces también nítida y hermosa. Ella nos sirve el Alimento del que nos hablaba el panel anterior.

La primera frase la adaptamos de una célebre de Benedicto XVI en Deus caritas est, y pretende recordar que la fe se hace de encuentros, y por eso, vivirla sin la Iglesia es imposible. La Iglesia es como un río, un río que nace del cuerpo de Jesús, lleno de miles de peces que nadan juntos, en el agua común del Espíritu.

Hay una parte de la Iglesia que son los santos canonizados, cuyas vidas son una enseñanza. Ponemos algunas frases luminosas suyas, mostrando así a la Iglesia como maestra de vida.

Quien quiere otra cosa que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pide otra cosa que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no obra por Cristo, no sabe lo que hace. San Felipe Neri
Jamás creí estar viviendo con una santa. Mi esposa tenía infinita confianza en la Providencia y era una mujer llena de alegría de vivir. Era feliz, amaba a su familia, amaba su profesión de médica, también amaba su casa, la música, la montaña, las flores y todas las cosas bellas que Dios nos ha donado.
Pietro Molla, marido de Santa GiannaBeretta

Vocación

Dios llama a cosas concretas, a un modo de vida concreto. La propia entrega encuentra su lugar en la vida de los esposos, en los consejos evangélicos vividos con radicalidad, en la vida apostólica ungida con el sacramento del Orden…

Diversas formas de seguir a Jesucristo y hacerle presente en el mundo, distintos miembros del cuerpo de la Iglesia, que se sirven unos a otros en profunda comunión. Y no menos el matrimonio que la vida consagrada y el sacerdocio: el matrimonio es una llamada de Dios a la santidad.

Encontrar mi vocación concreta, encontrar mi camino, es encontrar un gran Tesoro: entender mi vida en Cristo.

Uno puede suplicar claridad en el corazón para reconocer a qué le llama el Señor. Por eso proponemos una pregunta final, hecha con honestidad: ¿Le has preguntado alguna vez a Dios qué quiere Él que hagas con tu vida?

 

Matrimonio

“El sacramento del matrimonio no es una convención social, un rito vacío o el mero signo externo de un compromiso. El sacramento es un don para la santificación y la salvación de los esposos, porque «su recíproca pertenencia es representación real, mediante el signo sacramental, de la misma relación de Cristo con la Iglesia. Los esposos son por tanto el recuerdo permanente para la Iglesia de lo que acaeció en la cruz; son el uno para el otro y para los hijos, testigos de la salvación, de la que el sacramento les hace partícipes» El matrimonio es una vocación, en cuanto que es una respuesta al llamado específico a vivir el amor conyugal como signo imperfecto del amor entre Cristo y la Iglesia. Por lo tanto, la decisión de casarse y de crear una familia debe ser fruto de un discernimiento vocacional” “Amoris laetitia 72”.

Sacerdocio

La vocación al sacerdocio ministerial se inserta en el ámbito más amplio de la vocación cristiana bautismal, mediante la cual el Pueblo de Dios, constituido por Cristo a través de «una comunión de vida, de amor y de unidad, es asumido también como instrumento de redención universal y enviado a todo el universo como luz del mundo y sal de la tierra (cfr. Mt 5,13-16)» .
Madeleine Delbrel, conversa del ateísmo a la fe católica, decía que «la ausencia de un verdadero sacerdote en una vida es una miseria sin nombre; es la única miseria». Partía de su propia experiencia, cuando, al atravesar una dolorosa crisis existencial en plena fase de ateísmo, encontró en algún sacerdote la luz y la fuerza necesarias para superarla. Un sacerdote es una gracia especial de Dios para el hombre, porque, según una clásica definición, el sacerdote es, a pesar de sus propios pecados, «otro Cristo». En él, Cristo se hace presente de un modo misterioso pero real para realizar su propio oficio de pastor que sana, consuela, fortalece y santifica. Su ausencia en la vida de una persona supone, en cierto sentido, la del mismo Cristo que ha venido a compartir su vida con nosotros para llevarnos a la plenitud de la felicidad, que es Dios mismo.
César Franco

Vida consagrada

La vida consagrada es «memoria viviente del modo de actuar y de existir de Jesús” (VC 22), sabiduría de vida en la luz de los múltiples consejos que el Maestro propone a los discípulos (cfr LG 42). El Evangelio da sabiduría orientadora y gozo (EG 1).
Profecía
La vida consagrada indica el carácter profético que se configura “como una forma de especial participación en la función profética de Cristo, comunicada por el Espíritu Santo a todo el Pueblo de Dios” (VC 84). Es posible hablar de un auténtico ministerio profético, que nace de la Palabra y se alimenta de la Palabra de Dios, acogida y vivida en las diversas circunstancias de la vida. La función se explicita en la denuncia valiente, en el anuncio de nuevas “visitas” de Dios y “en el escudriñar nuevos caminos de actuación del Evangelio para la construcción del Reino de Dios” (ib.).
Esperanza
La vida consagrada nos recuerda el cumplimiento último del misterio cristiano. Vivimos en tiempos de extendidas incertidumbres y de escasez de proyectos de amplio horizonte: la esperanza muestra su fragilidad cultural y social, el horizonte es oscuro porque “parece haberse perdido el rastro de Dios” (VC 85). La vida consagrada testimonia en la historia que toda esperanza tendrá la acogida definitiva y convierte la espera “en misión para que el Reino se haga presente ya ahora” (VC 27). Signo de esperanza, la vida consagrada se hace cercanía y misericordia, parábola de futuro y libertad de toda idolatría.

¿Qué puedo hacer?

Seamos concretos. Si no, hablar de vocación y de vida cristiana es ocioso. Bonito, pero estéril. Traducir la exposición en decisiones puede ser útil. Al menos, si las decisiones están inspiradas por la Gracia…

La importancia de la llamada de Cristo, y de la propia vida, reclama tomar resoluciones.

Éste puede ser un momento de diálogo con el grupo, de completar la lista, de compartir qué queremos hacer, o también qué nos ha resultado nuevo o valioso en la exposición.

Te sugerimos terminar la exposición con oración, pidiendo a María docilidad y apertura para conocer y acoger la propuesta de Jesús, que nos llene el corazón de confianza.

  • 26 Enero, 2017

Retiro de Adviento para profesores

El pasado martes 22 de noviembre el equipo de profesores del Colegio participó, frente al Santísimo Sacramento, en el tercer retiro de Adviento.

El Vicario General. Ilmo. Sr. D. Avelino Revilla Cuñado nos obsequió con un rato de oración, de reflexión y de crecimiento interior que tuvo como partida el final del Año de la Misericordia y como constante referencia nuestra misión de educadores católicos.

image1-1Retiro profesores 22/11/16

  • 23 Noviembre, 2016

Romería

Los alumnos de Primaria y ESO del colegio, realizaron una romería al la Basílica del cerro de Los Ángeles, famosa por  ser considerada como el centro geográfico de la península ibérica.

IMG_3744 IMG_3741 IMG_3748 IMG_3751 IMG_3762

Allí, tras atravesar la Puerta Santa, participamos en la la Santa Misa presidida por D. José María Avendaño Perea, Vicario General de la Diócesis de Getafe.

IMG_3774 IMG_3775 IMG_3777 IMG_3782 IMG_3785 IMG_3788

Posteriormente, y  acompañados por un día excelente, pasamos el resto de la jornada disfrutando de un maravilloso día de campo.

IMG_3790 IMG_3791 IMG_3792 IMG_3793 IMG_3794

  • 29 Mayo, 2016

La Virgen Peregrina de Fátima en nuestro cole

image

Desde el pasado viernes tenemos el privilegio de albergar una de las imágenes peregrinas de Nuestra Señora de Fátima.

Después de la Santa Misa, la imagen de la Virgen recorrió en procesión los pasillos del colegio. Posteriormente, los alumnos expusieron sus compromisos de este mes y confeccionaron con flores el manto de la Virgen.

imageimage

imageimage image image image

 

  • 19 Mayo, 2016

Primera Comunión

Los alumnos de 4º de E. Primaria realizaron su Primera Comunión en la Parroquia de San Bartolomé

IMG_7112 IMG_7123 IMG_7174

Desde el colegio procuramos despertar y acrecentar la fe católica en nuestros alumnos. Para ello proporcionamos a las familias la posibilidad de que sus hijos puedan tener una participación activa en los sacramentos de modo que desarrollen su fe como un encuentro personal con Cristo.

  • 16 Mayo, 2016

II Olimpiada de Resurrección en imágenes

Los colegios Edith Stein, Chesterton y Pasteur celebraron el 30 de marzo las II Olimpiadas de la Resurrección. Este año, el Arzobispo de Madrid, Monseñor Carlos Osoro, que presidió la Santa Misa a las 10:30 horas.

IMG_0951 IMG_0956 IMG_0957 IMG_0961ac67b69a10072e94183c5d7913434bff 64b87faac3601d91b9ae3f02a41a9a94 c1cde9612cde80ab1658936e54456512 034df31846a564a8474c32d674f6275f 8356414671e5259bd497a6d88e2f410b 96ffc965704bab3115ca58ca57254a55 7b046e074d66b4ada36b1b137bb10304 9f543492bfce6c51e9f3518560be0387 ee23d5e9fc7b77434edb2a8f52d06273 0e94270f1bf328db71a4769e4244f87e b0420325ed2be445b5fc2ab18d64da5d 56d1526c59c7df82d13909868212fa21 46ece76c01df23076c659c064896544e 87CE5BF6-2A58-462B-9098-7E1867F3A1BE-export 34aa1b64899aaa45bf3ec27f8e7e3d4c 846cc716779401ae03d1489b3174a79c

  • 3 Abril, 2016

Celebramos La Candelaria

La Virgen de la Candelaria es una de las muchas advocaciones de la Virgen María.
image image imageimage

La celebramos el 2 de febrero, porque fue cuando se presentó al Niño Jesús en el templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento.

El nombre Candelaria proviene de la tradición de bendecir velas y distribuirlas entre los fieles. Las velas simbolizan las palabras que Simeón dijo a San José y a la Virgen María “Luz para revelación a los Gentiles y gloria del pueblo de Israel” (Lc 2:32)

 

  • 2 Febrero, 2016

Ofrenda floral de 4º

Vídeo de la visita

El pasado viernes 6 de noviembre los alumnos de 4º de Primaria realizaron la tradicional ofrenda floral a Nuestra Señora de la Almudena en nombre de toda la comunidad educativa del colegio.

En el emotivo acto coincidieron con multitud de colegios de la Archidiócesis de Madrid que acudieron a la explanada de la Catedral para  rendir homenaje y pedir la protección de Nuestra Señora.

Posteriormente los capellanes del Colegio nos explicaron con detalle aspectos poco conocidos de la Catedral.

Terminada la visita pudimos disfrutar de un rato de juegos en el parque de Atenas.

  • 8 Noviembre, 2015
1 2 3 7

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies