Principios Pedagógicos

Educación personalizada

Partimos de una antropología cristiana que se dirige a la totalidad de las dimensiones de la persona, como único e irrepetible. Por tanto, nuestro proyecto quiere propiciar en el alumno el deseo de aprender siempre y fortalecer su voluntad, sabiendo que el conocimiento es un camino sin descanso cuyo trayecto ha de realizarse desde la confianza en el maestro. Reforzando la autoridad del maestro lograremos atender las necesidades educativas de nuestros alumnos y a establecer los ritmos adecuados para la adquisición de los conocimientos, habilidades y técnicas.

Educación integral e integradora

Queremos ofrecer una educación integral, de manera que ofrezca los medios para un desarrollo armónico y equilibrado de todas las capacidades de la persona, valiéndonos de todos los aspectos de la vida escolar y extraescolar. Nuestro colegio tiene también una vocación integradora de todas las capacidades del educando y de éstas con sus compañeros y su entorno social. La dimensión relacional, social, comunicativa del ser humano es esencial a su propia naturaleza.

Educación para la libertad

Proponemos un estilo propio educativo, que parte del respeto profundo a la persona, en un ambiente de confianza, que ayude a llevar a la perfección a la persona en cuanto tal, que es el estado de la virtud.

Una pedagogía innovadora

Ofrecemos respuestas de éxito frente al reto de la educación como: programa de estimulación temprana en áreas instrumentales, metodología apropiada para alumnos TDAH, prevención y tratamiento del fracaso escolar, programa propio para integración de alumnos con necesidades educativas especiales, programación curricular intencional preventiva y modelos de gestión para calidad.

Aplicación de las nuevas tecnologías (TICs)

Incorporaremos red informática en todas las aulas y despachos del centro para adquirir las competencias básicas para su dominio en las que se deben incluir las capacidades de selección crítica de la información y su uso eficaz para el desarrollo personal. De este modo el aprendizaje y la comunicación entre profesores y alumnos irán más allá del aula y del contexto escolar por medio de la creación de un campus virtual.

La excelencia educativa

Aspiramos a ofrecer una educación de calidad, entendida como excelencia académica y personal. Consiguiendo optimizar el ámbito personal se consigue, indeleblemente, mejorar el rendimiento académico. Nuestro modelo de excelencia parte de la autoevaluación continua, que nos permita planificar adecuadamente, en orden a un actuar educativo, siempre abierto a la mejora, de acuerdo a la evaluación de los resultados y de los procesos. Esta metodología incorpora planes de mejora a corto, medio y largo plazo.

Metodología

Favorecer el aprendizaje en los tiempos y espacios

Partiendo de los diseños curriculares y de las programaciones de aula, se distribuirán los tiempos de manera equitativa entre teoría, práctica, estudio y repaso de conocimientos adquiridos. Asimismo, el contexto escolar recobra un sentido especial porque todos los espacios están pensados para que el aprendizaje se produzca de acuerdo a la evolución madurativa de los alumnos.

Elogio a la razón

Ayudando a pensar con rigor a nuestros alumnos, recuperaremos la unidad entre las ciencias empíricas y los saberes humanísticos. Queremos recuperar la identidad de las humanidades en nuestro centro, porque estamos convencidos que favorecen la creatividad, el pensamiento crítico y reflexivo, la expresividad en el lenguaje y el enriquecimiento cultural. Del mismo modo, lograremos que el alumno tenga las herramientas adecuadas para conocerse y acercarse, por ende, a los conceptos del ser humano de una manera integral y no reduccionista.

Fortalecer la voluntad

Creando hábitos de estudio y orden, la confianza en la figura del maestro, la sana disciplina, adecuadas técnicas de estudio, refuerzo positivo, seguimiento personalizado, clases muy prácticas, trabajo dirigido y autónomo, posibilitarán en el alumnado un deseoso afán de superación.

Educación para la libertad responsable

Los valores se descubren, no se imponen. Por eso, si ofrecemos a nuestros alumnos las herramientas para captar la complementariedad entre libertad y responsabilidad, descubrirán su necesaria vinculación y estarán en disposición de adquirir sensibilidad para todo lo grande, es decir, estarán abiertos a los grandes valores.

Desarrollar habilidades sociales

Educar la inteligencia emocional, conocer los sentimientos para que sean orientados de manera adecuada y guiarnos siempre por la razón son criterios eficaces para integrarse en cualquier grupo y desarrollar armónicamente las habilidades sociales que posibilitan una correcta interrelación

Búsqueda de una verdad universal, objetivable y transcendental

La razón humana necesita de una ayuda adecuada para comprender la totalidad del misterio de su existencia. Esa ayuda la encontramos en la Revelación introducida en la historia del hombre. Adquiriendo estos conocimientos que ofrecen referencias constantes a Dios, pueden ser reconocidos y acogidos en la fe. Con ello evitaremos que se actúe de modo arbitrio, y que la persona quede abocado a ser, un dato puramente experimental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies