Reliquia de San Maximiliano Kolbe

El Colegio Edith Stein recibe la visita de una reliquia de un santo del siglo XX, mártir de la caridad, llamado San Maximiliano Kolbe.  Desde el viernes 15 de febrero hasta el viernes 22 de febrero se encuentra en la Capilla del colegio. Se puede venerarla en la capilla y acogerse a la intercesión de la protección de este gran santo del siglo XX.

Este santo ofreció su vida por un padre de familia en el campo de concentración de Auschwitz. No solo salvó a este padre sino también también a su mujer e hijos. Por lo tanto, le podemos invocar como protector de la familia.     

El viernes 1 de febrero de 2019, la reliquia ya nos acompañó durante todo el día en la exposición con el Santísimo que acostumbran a tener los primeros viernes de mes los alumnos de Primaria.      

Para saber algo más de lo que es y supone una reliquia se puede acceder a este link:https://www.corazones.org/diccionario/reliquia.htm

En el siguiente link dirige al documental elaborado por las Siervas del Hogar de la Madre para los interesados en conocer su vida:https://www.hogardelamadre.org/es/revista-hm/1056-noticias/2014/agosto/6132-nuevo-video-sobre-san-maximiliano-m-kolbe

La reliquia es de primer grado y tiene la preceptiva autentica expedida por el superior del convento de Niepokalanów (Polonia).

Las únicas reliquias corporales de san Maximiliano que quedan son pelos de su barba tan característica. En el mes de diciembre de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, el padre Kolbe se rasuró la barba que se había dejado crecer en su misión en el Japón. El barbero del convento decidió esconder estos pelos, guardándolos celosamente, dada la fama de santidad del padre Kolbe.

Hoy en día son las únicas reliquias del santo ya que, tras sufrir el martirio de caridad en la celda del hambre en el campo de extermino de Oswiecim-Auschwitz, dando la vida por un padre de familia, sus restos fueron incinerados y sus cenizas esparcidas al viento.

El objetivo es que la veneración de la reliquia de san Maximiliano sea un tiempo de gracia para promover la devoción a este santo mártir del XX y, a través de él, acrecentar el amor a Cristo y a su madre, conscientes de que «el único deseo de la Inmaculada es elevar el nivel de nuestra vida espiritual hasta las cimas de la santidad» (san Maximiliano Kolbe).


  • Updated 16 febrero, 2019

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies